blog

Separación o divorcio ¿cuál es la mejor opción?

Diferencias entre separación o divorcio

Si estáis pensando en separaros, seguramente os asalten dudas legales de todo tipo: ¿qué hay que hacer ahora? ¿qué pasará con la casa? ¿cómo nos organizamos con los niños?… Quizás os planteéis ¿qué diferencia existe entre la separación y el divorcio?

Cuestiones a tener en cuenta

A nivel legal:

La principal diferencia entre la separación y el divorcio  es que la separación implica el cese legal de la vida en común de la pareja, del compromiso de fidelidad, convivencia y de ayuda mutua, pero no extingue el vínculo del matrimonio, así que no cambia el estado civil, y no tiene efecto frente a terceros..

A nivel patrimonial:

Tanto el divorcio como la separación permiten que se produzca la división de los bienes comunes, o la disolución de la sociedad de gananciales en caso de estar casados en régimen de gananciales. Tampoco seguirán siendo herederos el uno del otro después de la separación legal.

En cuanto al proceso:

Optéis por un proceso judicial (necesario siempre que hay hijos menores de edad) o notarial, es no hay prácticamente diferencia entre separación y divorcio. Ambos procesos requieren que se acuerden las medidas respecto a los hijos comunes custodia única o compartida, régimen de estancias, ejercicio de la patria potestad, gastos familiares, adjudicaciones patrimoniales, el uso del domicilio familiar, etc.

A nivel fiscal:

Si tenéis hijos en común, es previsible que al cambiar la situación familiar las retenciones de cara a Hacienda podrían verse modificadas, por eso te recomendamos que consultes tu caso concreto con tu gestor de confianza. Además, es interesante consultar los beneficios fiscales a los que podéis acogeros al disolver las propiedades comunes en el proceso de separación o divorcio. Puedes resolver algunas de tus dudas al respecto leyendo el artículo: Cómo valorar la casa en la separación de pareja”.

A nivel de vínculo, la separación de pareja no despliega efectos frente a terceros, por lo que los contratos firmados juntos, las deudas comunes, etc siguen siendo de ambos. Además, para casarse de nuevo con otras personas, necesitarían estar divorciados.

En 2005 se modificó la Ley y ahora las parejas pueden acceder directamente al proceso de divorcio, agilizando y abaratando el trámite legal. Aun así, no se elimina la opción de separarse antes de tomar la decisión de divorciarse.

Antes de tomar la decisión te recomiendo que cuentes con información experta, suficiente y adaptada a tu caso concreto para sentir seguridad frente a la decisión tomada.

Concierta una primera cita gratuita  en Barcelona, para resolver tus dudas. Estaré encantada de ayudar ¿hablamos?

1 Comentario

Deja un Mensaje