Separación con hijos

SEPARACIÓN CON HIJOS DE 0 A 3 AÑOS

¿Cómo viven el divorcio los bebés?

Ante una separación de pareja con hijos, nos preguntamos ¿Cómo reaccionarán? ¿Les haremos sufrir? ¿Se adaptarán a la nueva organización?
Cuando decidimos formar una familia con nuestra pareja, lo hacemos con la idea de que sea para siempre. Nuestra mente se resiste ante la idea de romper ese compromiso que sentimos que nos une a nuestra pareja y también a nuestros hijos.


Además todavía hoy existe cierto estigma en torno al divorcio, aunque sea una parte natural de la evolución de cualquier relación entre dos personas que ya no creen en un futuro juntos.
Uno de los aspectos más difíciles del divorcio es explicar la situación a los hijos. Sobretodo cuando no pueden aún explicarnos con claridad qué sienten. Después de todo, tenemos la idea de que el divorcio puede ser muy perjudicial para ellos, especialmente cuanto más pequeños son. Y por ello muchas personas deciden posponer la decisión a que crezcan. Sin embargo, lo que algunos no se dan cuenta es que una relación infeliz puede ser mucho más perjudicial.

Entonces, ¿cuáles son exactamente los efectos de la separación de los padres sobre los bebés de 0 a 3 años? El hecho en sí de la separación de los padres no perjudica en absoluto a sus hijos. Lo que puede dañarles es la manera en que los padres decidan enfocar este gran cambio en sus vidas.
Los bebés pueden ser demasiado pequeños para entender lo que realmente está sucediendo, pero eso no significa que no puedan sentir la tensión en una casa. En esta etapa, los bebés experimentan el mundo a través de emociones y sensaciones. Así es como expresan sus necesidades, también. Si vuestro bebé siente tensión en casa, estará afectando a su desarrollo emocional y puede que dé muestras de ello a través de conductas de dependencia: no querer estar sólo, lloro incontrolado sin motivo aparente, etc.

En algunos casos, los bebés incluso pueden mostrar signos de regresión en el desarrollo: dificultades para abandonar el pañal, dejar de dormir sólo, necesitar el chupete más de lo habitual, etc.
Por eso es esencial acabar con esa tensión en casa cuanto antes, y estar atentos a sus reacciones durante un período difícil como el divorcio, a fin de mantener e incluso fortalecer esos lazos. No hacerlo puede tener efectos a largo plazo en su desarrollo.

Si el proceso de separación o divorcio se vive con normalidad y equilibrio, será una oportunidad de fortalecer vínculos, de enseñares a adaptarse a los cambios, y de enseñarles la importancia de vivir las decisiones que tomamos con naturalidad y optimismo.
En esta etapa del desarrollo emocional se forman vínculos, principalmente a través del tacto. También es así como se construye la confianza. Así que lo mejor para vuestro bebé, es plantearos una organización durante estos primeros años de su vida en la que ambos podáis verle tan a menudo como os permita vuestro trabajo. Siempre teniendo en cuenta respetar su tiempo de descanso, rutinas y lactancia.

Es importante establecer rutinas y horarios que mantengan su estabilidad, independientemente de con quién se encuentre en cada momento.. Le ayudará a rebajar cada vez más hasta eliminar su sensación de miedo e incertidumbre.
Darle a su bebé suficiente amor y afecto ayuda a asegurar que su hijo crezca y se convierta en una persona feliz y segura.
Quizás pueda interesarte también conocer cómo viven el divorcio los niños de 3 a 6 años, o cómo valorar a casa durante el divorcio.

Si estáis pensando en separaros y no sabes por dónde empezar, ¡puedo ayudar! Os acompañaré antes, durante y después de la toma de decisión para que tengáis la información legal necesaria y ayudaros a equilibrar las emociones en cada momento para tomar las mejores decisiones. Concierta una primera cita gratuita y conozcámonos mejor.

2 Comentarios

  • SEPARACIÓN CON HIJOS, ¿CÓMO ACTUAR? - El efecto Mariposa

    […] te ayude saber cómo afecta la separación de los padres a bebés de 0 a 3 años, o  niños de 3 a 6 […]

  • Separación o divorcio esperando un bebé - El efecto Mariposa

    […] Ten en cuenta que se pueden hacer pactos evolutivos, tanto económicos como de organización familiar, en los que, por ejemplo, se pacte una custodia materna durante la lactancia para que vaya evolucionando poco a poco a una custodia compartida. Si te planteas esta idea, te recomiendo que consultes el post sobre la adaptación de los hijos a la separación de pareja de los 0 a los 3 años. […]

Deja un Mensaje