Consejos prácticos

Familia Reconstituida: ¿Cómo hacer que funcione?

familia reconstituida

El modelo de familia reconstituida es cada vez más habitual. Al retomar las relaciones de pareja después de la separación, es frecuente encontrarnos con personas que también hayan salido de una relación anterior con hijos en común. Eso es lo que define el modelo de familia reconstituida: relación entre dos personas adultas en la que al menos una de ellas aporta hijos de una relación anterior. 

¿Cómo empezar una relación con una persona que ya tiene hijos? Puede resultar complicado, pero también traerá mucha felicidad a tu vida. No descartes la idea, hay profesionales expertos que pueden ser de gran ayuda.

¿Cómo hacer que una familia reconstituida funcione?

Helena y Rubén, a partir de la experiencia personal, y con la sólida base de una trayectoria profesional dedicada a la educación y la terapia sistémica y Gestalt, han fundado “Pell de Ceba”. Sus servicios representan un recurso de acompañamiento especializado para ayudar a familias reconstituidas. Te ayudaremos a despejar tus dudas en una entrevista con ellos. 

¿Que es una familia reconstituida o familia ensamblada?

Se considera una familia reconstituida, una familia en la que uno o ambos adultos aportan al menos unx hijx de una relación anterior. Tanto este modelo familiar, como otros que escapan al modelo familiar tradicional y normativo,  están mucho más extendidos actualmente que hace 20, 15 o incluso 10 años. 

En el occidente asistimos a un cambio en el paradigma relacional sexo-afectivo que ha hecho posible esta apertura. Así mismo, estos nuevos modelos familiares están en vías de encontrar su encaje y su normalización en una sociedad resistente al cambio.

Este hecho genera desencajes temporales, ya que las herramientas necesarias para trabajar con las dificultades particulares de cada modelo familiar, no surgen si no es tras un tiempo y una experiencia.

Entre dichas familias, está la nuestra. Esto no quiere decir que estas familias tengamos resueltas todas las dificultades, si no que hemos decidido poner el foco en este punto, y añadir consciencia a nuestras acciones.     

¿En qué consiste vuestro trabajo?¿Es una intervención terapéutica o un asesoramiento?

Nuestro trabajo en este contexto parte principalmente de nuestra propia experiencia como familia reconstituida. A la vez, somos educadores en escuelas de educación Viva, desde hace más de 10 años, y terapéutas.

Como familia enlazada, nos hemos encontrado en muchas ocasiones compartiendo nuestra experiencia con otras familias en la misma situación. En este sentido, hemos encontrado en el camino poco acompañamiento especializado.

Por eso, y con el fin de generar una red de apoyo mútuo, ofrecemos círculos de acompañamiento y soporte para familias reconstituidas. 

Igualmente, el vacío que sentimos a nivel de bases teóricas y acompañamiento terapéutico profesional, hizo que sintiéramos el impulso de poner al servicio de otras familias nuestra experiencia y nuestras herramientas. Principalmente estamos hablando de la terapia sistémica, la terapia Gestalt y el acompañamiento a niñxs. 

¿Cuáles son las dificultades más habituales de las familias reconstituidas?

Las familias con las que hemos trabajado, habitualmente llegan con una explicación fenomenológica de su dificultad o de su conflicto, es decir, de hechos observables y concretos, que habitualmente son muy complicados de trabajar de una manera frontal. De ello se encarga principalmente la psicología cognitivo-conductual, consiguiendo algunos resultados también a un nivel de “lo observable”.

Estos hechos incluyen dificultades relacionales en el día a día como:

  • Me cuesta relacionarme con el-la hijx de mi pareja.
  • Nuestrxs hijxs boicotean nuestra relación.
  • Mi hijo no acepta a mi nueva pareja.
  • Mi pareja y yo tenemos diferentes puntos de vista sobre como educar a nuestrxs hijxs.
  • Siento que la ex-pareja de mi actual pareja está demasiado presente en nuestra relación y nos hace la vida imposible.
  • Tengo la impresióm que nuestra relación no es aceptada por la familia de mi pareja.
  • Siento celos de la relación que tienen mi pareja y su hija / Mi hijo siente celos de la relación que tengo con mi pareja.
  • Siempre hay conflictos entre mi hijo y el hijo de mi pareja.
  • etc.  

Nuestro trabajo trata de trabajar sobre las bases que de forma invisible están afectando a las personas individuales, y por ende, a la familia enlazada.

Igualmente, resulta interesante e importante revisar lo fenomenológico, y poner cierta luz, ya que se trata del día a día, y de lo que a fin de cuentas cada unx experimenta. Este día a día puede llegar a ser bastante complejo para estos nuevos modelos familiares, y hay ciertas acciones concretas que pueden ponerse en práctica. 

Realizamos de esta manera un trabajo holístico y sistémico que permite trabajar tanto lo visible como lo invisible.

¿Cómo conviene marcar las bases de la pareja con los hijos del otro?

familia reconstituida

La relación con el-la hijx del otrx, suele ser uno de los talones de Aquiles de estos nuevos modelos familiares. Es bastante fácil y habitual descolocarse, o perder el rol sano.

El espectro de desubicación con respecto a este rol, puede ir desde tratar de hacer de padre-madre de dichx niñx, hasta iniciar una competición con el-ella. Esto pasa habitualmente por dar un lugar sano a las ex-parejas, es decir, no tratar de suplantarlas, ni de invalidarlas.

Es también muy importante poder realizar un trabajo sistémico en que cada componente de la nueva estructura familiar pueda encontrar un lugar sano para él-ella. En el mismo tiempo, tratando de equilibrar el tiempo individual, el tiempo en pareja, el tiempo con lxs hijxs propios y el tiempo en familia.

Para cada miembro de la familia el duelo tendrá una forma y una duración determinada, y no se puede acortar ni modificar, pero sí que se le puede dar espacio y/o acompañar.

El proceso de asentamiento de una familia reconstituida es un proceso que puede ser lento y laborioso, con altibajos importantes. El amor que la pareja se tiene y por el que decidió unirse, normalmente no va de la mano del amor que lxs niñxs puedan tener a la nueva pareja de papá o mamá.

Para nosotros es importante decir que hay esperanza, y que es posible. La base siempre está en la pareja. El éxito de nuestra estructura familiar depende de cómo cuidamos y nos posicionamos con respecto a esta.   

¿Cómo recomendáis organizar las rutinas del día a día?

No tenemos una recomendación concreta y específica para organizar el día a día, ya que cada familia y de hecho, cada individuo se desenvuelve de forma diferente en su transcurrir diario.

Es importante el hecho de poder consensuar y pactar aquello que a cada familia reconstituida en concreto le sirva para alcanzar unos mínimos de convivencia saludable.

Por ejemplo, para una familia será muy importante el orden y la limpieza, y puede acordar que cada miembro colabore en la medida de sus posibilidades, y para otra, quizás será menos importante el orden y la limpieza, y podrán relajarse en ese sentido adquiriendo otros pactos diferentes,  pero para ellos será más importante poder disfrutar de momentos personales para cada miembro, alcanzando pactos en este sentido.

Algunas consignas para alcanzar pactos relacionados con la organización de rutinas de una familia reconstituida:

  • Revisables. Cada cierto tiempo conviene revisar los pactos alcanzados para ratificar la necesidad de seguir ciñéndose a él, o la de modificarlo.
  • Consistentes. Es importante que existan ciertas consecuencias coherentes cuando el pacto no es respetado por los lxs adultxs o lxs niñxs.
  • Equitativos. Es decir, equivalentes y no igualitarios, ya que cada miembro de la familia no es igual a los otros (edades, capacidades, etc).

Igualmente, y volviendo a la perspectiva sistémica, es importante que lxs adultxs asuman su rol de adultxs cuidadores, buscando el equilibrio entre no escuchar a lxs hijxs, o sobre cargarles con responsabilidades que no les toca asumir.

Así, el día a día y ciertos pactos de los mencionados anteriormente corren a cargo de lxs adultos, y a veces es posible que no gusten a lxs pequeñxs. En estos casos puede que nos toque asumir la contención y el acompañamiento emocional del dolor que a nuestrxs hijos les cause nuestra decisión.     

¿Algunos consejos para lidiar con la ex-pareja?

Sobre la ex-pareja, comenzaremos diciendo que una pequeña revolución con respecto a este término, es el de pasar a llamarle “la madre o el padre de mis hijxs”, mencionando de esta manera el vínculo que nos une en la actualidad, y no aquello que fue y que ya no tenemos. Las palabras tienen poder y generan realidades.

Es difícil dar directrices al respecto de la relación que unx debe mantener con la-el que fue su pareja, ya que cada proceso de separación es un mundo.

Hay ocasiones en que la relación con el padre o madre de nuestrxs hijxs puede ser caótica, destructiva o inexistente. Por esto hacíamos mención anteriormente a los aspectos visibles e invisibles que afectan a las nuevas relaciones. Cuando por un motivo u otro nos resulta difícil mantener una relación “sana” con el padre/la madre de nuestros hijos, hay trabajo que podemos hacer. A veces es necesario aceptar que cada uno ha dado un 50% para que su hijx exista. También que no está en su mano decidir o controlar sobre el comportamiento o la implicación del otro 50%.

Más que ofrecer pautas generales a este respecto, resulta interesante poder ver como es cada caso. A partir de la descripción de los hechos y de las necesidades particulares de cada persona, pueden elaborarse estrategias y marcos relacionales que deberán irse revisando y actualizando.

5 tips para conseguir que la familia reconstituida funcione

Estos cinco tips pueden servir como guión para iniciar un trabajo más profundo.

1.- Separación consciente: Dar un buen cierre al proceso de separación, otorgando un buen lugar al padre o madre de tus hijxs.

2.- Cuidar de la relación de pareja.

3.- Cuidar de la relación paterno/materno-filial

4.- Gestionar las interrelaciones de todos los miembros de la nueva estructura, procurando que sean saludables.

5.- Pertenencia: Que cada unx pueda encontrar su buen lugar en el nuevo sistema familiar. Sentir que perteneces.

Es posible que, además de poner en práctica estos valiosos consejos a nivel de relación, para lograr una óptima organización necesites ajustar los acuerdos legales alcanzados con tu ex pareja. Puedes hacerlo, planteando un procedimiento de modificación de medidas que adapte los acuerdos alcanzados a tu nueva realidad. La vía del acuerdo es la mejor.

Te propongo que explores la posibilidad de acudir a un proceso de mediación en el que poder hablar de tus necesidades y las suyas. 

Concierta una primera cita gratuita y hablemos. 

Sin comentarios

Deja un Mensaje

Abrir chat
Hola
¿En que te puedo ayudar?