Custodia y Coparentalidad

¿Es la Custodia compartida la mejor opción?

custodia compartida la mejor opción

Actualmente, la custodia compartida es considerada como la fórmula más adecuada para el bienestar de los hijos, cuando la pareja decide vivir separada, tanto por las familias como por los profesionales de la psicología y el derecho. Pero la custodia compartida es la mejor opción solamente en algunos casos.

Que es la custodia compartida exactamente

La custodia compartida es una forma de ejercicio de la responsabilidad parental (tanto física como legal) por la que ambos progenitores deciden seguir compartiendo la crianza de los hijos, repartiendo el tiempo de estancia con ellos y sus necesidades económicas.

Se regula en el art. 92.5 de nuestro Código civil que dice que se acordará el ejercicio compartido de la guarda y custodia de los hijos cuando así lo soliciten los padres en la propuesta de convenio regulador o cuando ambos lleguen a este acuerdo en el transcurso del procedimiento. También puede ser acordada por el juez, en un procedimiento contencioso.

También se regula en el Código civil catalán, en el artículo 233.8 y siguientes, relativos a la responsabilidad parental y el plan de parentalidad.

Tengan la edad que tengan vuestros hijos, lo mejor para ellos es poder compartir espacios, vivencias, rutinas, en definitiva, tiempo de calidad con su padre y con su madre por igual, para fomentar una relación sana con ambos, principalmente después de la separación de pareja.

En caso de bebés lactantes hablaríamos de una custodia compartida evolutiva que permitiese la continuidad de la lactancia. Hay distintas maneras de adaptar el régimen de custodia a la maduración de tu bebé y a la evolución de la lactancia. Puedes leer algunos consejos de una experta en lactancia en el artículo “Custodia compartida con un bebé lactante”. Déjate asesorar por expertos antes de tomar decisiones al respecto.

 

“Lo mejor para ellos es compartir espacios, vivencias, rutinas, en definitiva, tiempo de calidad, con su padre y con su madre por igual.”

 

Pero no es aconsejable una custodia compartida cuando la relación entre los progenitores está muy deteriorada e incluso ha existido violencia verbal, física o psicológica. Tampoco cuando los domicilios de ambos progenitores están muy lejos entre sí, etc.

 

¿Qué hacer para que la custodia compartida sea la mejor opción para vuestros hijos?

    • Mantener una comunicación fluida y cordial con tu ex pareja. Esto no significa que tengáis que ser los mejores amigos. Es natural que la decisión de separaros venga provocada por ciertas desavenencias. Y si no las había, que pueda haberlas después de la separación. Pero si basáis vuestra relación en el respeto y os centráis en el bienestar de vuestros hijos la custodia compartida será un éxito.
    • Ser flexible en cuanto a adaptaciones de los pactos alcanzados. Recuerda que haceros la vida fácil os beneficia a todos, sobretodo a vuestros pequeños. Aplica la regla: “hoy por ti, mañana por mí”, e irá fluyendo.
    • Mantener similares pautas de educación en ambos hogares ayuda mucho a la adaptación de los hijos a la custodia compartida. Puede que sea complicado pero esforzaros por acordar unos límites claros, sobretodo en la adolescencia, y respetad lo que cada uno les transmite para que sientan coherencia en vuestra decisión.
    • Tener capacidad de organización logística mutua. Los niños a veces olvidan cosas, a veces deben tomar medicinas, o llevar equipación especial para una extraescolar, etc… Es necesaria la implicación de ambos. Hay trucos y aplicaciones que os pueden ayudar a organizaros. 
    • La proximidad de domicilios  facilita el desarrollo de la custodia compartida, pero no hace falta ser vecinos. Se considera que la custodia compartida es funcional siempre que los progenitores vivan en un radio de unos 50km. Permítete vivir dónde siempre has querido y que se sientan en su hogar cuando estén contigo.
    • El acordar una custodia compartida no implica que no pueda existir una pensión de alimentos a favor de los hijos. La aportación económica de cada uno dependerá del tiempo de estancia de los hijos en casa de cada progenitor, pero también del nivel de ingresos de cada uno.

Razones equivocadas para acordar la custodia compartida

Como decía, la custodia compartida no es siempre la mejor opción, o mejor dicho, no lo es si se fundamenta en las razones equivocadas.

  • LA EDAD DE VUESTROS HIJOS: La custodia compartida no tiene una edad mínima para establecerse. Incluso en casos de bebés lactantes existen fórmulas evolutivas que permiten respetar la lactancia materna a la vez que el vínculo de vuestro hijo con cada uno de vosotros. No precipitéis la decisión, permitid a vuestros hijos adaptarse con naturalidad, respetando sus tiempos de maduración.
  • REPARTO ARITMÉTICO DEL TIEMPO: Una custodia compartida no significa ir con un calendario arriba y abajo, ni necesariamente un reparto aritmético del tiempo. Lo principal es que la fórmula escogida respete las necesidades de vuestros hijos y las vuestras en todo momento. Apuesta por el tiempo de calidad, y deja a un lado la cantidad, si eso beneficia la organización y su bienestar.
  • EVITAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS: La obligación de padre y madre de satisfacer las necesidades básicas de sus hijos trasciende cualquier acuerdo de estancias. Se puede establecer una pensión de alimentos con la custodia compartida, si las necesidades de los hijos lo requieren, en base a ingresos desiguales de los progenitores.

En definitiva, lo más importante es la voluntad de corresponsabilidad en la crianza de vuestros hijos y la capacidad de comunicación entre vosotros. Existen infinidad de posibilidades para hacer que la custodia compartida sea la mejor opción, encontrando el equilibrio entre la capacidad de alcanzar acuerdos de los padres, y la necesidad de estabilidad y rutinas de los hijos.

 

*Última actualización 1 de enero de 2021.

 

 ¿HABLAMOS? PIDE UNA CITA GRATIS

 

Abrir chat
Hola
¿En que te puedo ayudar?