Consejos prácticos

¿Cómo superar una ruptura de pareja de muchos años?

como superar una ruptura de pareja después de muchos años

Pasar por una ruptura de pareja, sean cuales sean las circunstancias, no es fácil. Cuando además has pasado una parte importante de tu vida con una persona, debes pensar ¿cómo superar una ruptura de pareja después de muchos años? Además, si tenéis hijos en común, puede resultar aún más difícil.

No en vano, la separación o divorcio de pareja está considerada la segunda causa de mayor estrés a la que nos enfrentamos a lo largo de la vida, después de la pérdida de un ser querido. 

Pero seguir adelante, disfrutar de tu nueva vida es posible. Ya habrás oído una y mil veces que el tiempo lo cura todo, y es verdad, pero también hay cosas que podemos hacer para que ese tiempo no sea eterno. Estos nueve consejos te enseñarán como superar una ruptura de pareja de muchos años:

1. Te mereces recibir amor sincero

Tanto cuando es la otra persona quien pide la separación, como cuando has tomado tú la decisión, tu autoestima sufre un duro golpe. Sientes una gran frustración y sensación de fracaso. Tendemos a repasar mentalmente nuestra relación, nuestro día a día, y nos preguntamos ¿en qué hemos fallado? Pero el hecho de que la relación no haya funcionado es responsabilidad de ambos. No hay nada que podrías haber hecho tú para cambiar este desenlace. En todo caso, aquello que podría haber evitado la ruptura teníais que hacerlo los dos.  

En estos momentos es muy importante que te cuides, que seas bueno contigo, que te hables bien y no te castigues por algo que no dependía de tí al 100%.  Y sobretodo recuerda que te mereces estar con una persona que desee estar contigo, que te acepte tal y como eres y que te ame. 

2. Cultiva amistades positivas

Sin duda los momentos difíciles se pasan mejor en compañía, ¿verdad? Ha llegado el momento de evaluar tus amistades, y de hacer otras nuevas. Para las relaciones de pareja de muchos años las amistades suelen ser comunes y después de la separación resulta complejo mantener el contacto con ambos.  

Seguro que tienes amigas y amigos que te quieren incondicionalmente y que saben lo que necesitas. Pero también es posible que otras amistades te defrauden. Céntrate en quienes quieren estar a su lado y en cultivar nuevas relaciones que sientas que te comprenden.

A veces parece muy complicado ampliar el círculo de amistades. Da la sensación de que todo el mundo tiene su vida montada y no hay espacio para nadie más, ¿verdad? Te aconsejo que trates de conectar con personas que puedan tener tus mismas inquietudes y gustos, por ejemplo, realizando alguna actividad de ocio, algún voluntariado, etc.  

3. Recuerda quién eras antes de la relación

Piensa en tu vida antes de la relación, ¿cuáles eran tus esperanzas y sueños? ¿Había lugares a los que querías ir o cosas nuevas que querías probar? Este es el momento perfecto para tomar ese taller de escritura, clase de arte o hacer otras actividades que te interesan. 

Seguro que muchas de esas cosas quedaron a la espera por el proyecto vital que construiste con tu pareja: la llegada de los hijos, dedicar tiempo a aficiones comunes, etc. 

Vuelve  a reconectar con quién eres sin tu pareja. Conocer tu propósito puede darte un verdadero sentido de quién eres. Le da una dirección a tu vida y te ayuda a tomar decisiones claras y fáciles con respecto a esa dirección. 

4. Tómate tiempo para el duelo

Date tiempo para aceptar lo que está sucediendo. Es normal, e incluso saludable, revivir tanto los momentos buenos como los malos de vuestra relación. Es una parte inevitable del proceso de duelo. Este proceso ayuda a ordenar y dotar de realidad los recuerdos. No caigas en la idealización de algunos recuerdos. Puede ayudarte ver fotos o videos para tomar la dimensión real de cómo era vuestro tiempo juntos y te ayudará a superar una ruptura de pareja después de muchos años. 

Permítete llorar, enfadarte y también reír… Deja salir las emociones que te nacen en estos momentos. 

Eso sí, controla esta fase porque caer demasiado  en la victimización hace muy difícil salir de ella.  Ponte un límite de tiempo para el duelo. Haz un pacto personal de que no te vas a permitir encerrarte en los sentimientos negativos, para poder seguir adelante.

5. Reencuéntrate contigo misma/o

Vuelve a conocerte a ti misma/o. Cuando has formado parte de una pareja, lo más probable es que algunas de las decisiones tomadas en la relación, como dónde comer o dónde ir de vacaciones, no hayan sido decisiones tuyas sino de tu pareja (o un punto medio entre los deseos de ambos). Puede que ya no sepas lo que realmente te gusta. Prueba cosas nuevas y re-descubre lo que te hace feliz. Ahora tienes la libertad de hacerlo, así que disfrútala.

6. Explora todas tus opciones

Utiliza esta experiencia como catalizador de tu nueva vida. Es el momento ideal de replantearte aquellas áreas de tu vida en las que te sentías atrapada/o ¿Has estado atascado en una carrera que no te llenaba? Ahora puede ser el momento perfecto para buscar otras opciones. Míralo como una oportunidad para empezar de nuevo tu vida y descubrir todas las oportunidades que tienes a tu alcance.

7. Tómate tu tiempo cuando se trata de nuevas relaciones

No hagas caso al refrán “La mancha de una mora con otra verde se quita”. Llenar el vacío que sientes con una relación transitoria no trae nada bueno para ninguna de las dos partes. Asegúrate de tomarte un tiempo para volver a tener los pies en la tierra antes de intentar abordar otra relación profunda. Eso no quiere decir que no te permitas conocer a otras personas y experimentar sensaciones nuevas.

Quizás te interese leer sobre ¿cómo retomar la vida sexual después del divorcio? 

8. Celebra la soltería 

Seguro que hay cosas que vas a  disfrutar de vivir sola/o: ¿Cuánto tiempo hacía que no te podías dar un baño relajante? Disfruta del silencio de la noche, sin ronquidos. Cocinar lo que te gusta. Escoge la peli o la serie que quieras. Encuentra formas de disfrutar de los pequeños placeres que te permiten tu independencia. 

9. El tiempo lo cura todo 

Es la frase que más oirás y posiblemente la que más odiarás. Pero es cierto. Necesitas tiempo para curar todas las emociones que ahora sientes. La avalancha de recuerdos y remordimientos se producirá cada vez con menos frecuencia. 

Lo que también es cierto es que el tiempo que tardes en recuperarte de una ruptura de pareja de muchos años depende de algunos factores que, en gran parte dependen de tí. Sigue los consejos de este artículo, rodéate de personas que te quieran, y déjate ayudar por  profesionales para vivir este cambio en tu vida como la oportunidad que realmente es. 

Si aún no habéis decidido cómo afrontar este proceso, te recomiendo que conozcas lo que la mediación familiar os puede aportar

 

 

 ¿HABLAMOS? PIDE UNA CITA

 

Abrir chat
Hola
¿En que te puedo ayudar?