Consejos prácticos

9 señales de que tu matrimonio acabará en un divorcio

9 señales de un divorcio

Estas señales te indicarán si tu matrimonio está destinado al divorcio

Cuando la idea de divorcio te ronda la cabeza, sólo puedes pensar ¿es la mejor decisión o me estoy precipitando? 

Por supuesto, es posible volver a encarrilar una relación fracturada, por eso es importante reconocer las señales de un divorcio.

¿Cómo puedes saber si estás en un matrimonio que está destinado al divorcio?

Estas son las 9 señales clave de un divorcio que marcan el momento de buscar ayuda: 

1. Eres infeliz

Cuando tienes una buena relación, la mayoría de las veces eres feliz. Todas las parejas tienen desacuerdos y peleas, pero la mayoría de las veces las cosas son pacíficas.

¿Tu pareja es poco fiable, cerrada, crítica u hostil la mayoría de las veces, o sientes que tu pareja no responde y evita mirarte a los ojos? Ser infeliz es una clara señal de alarma.

2. La mayoría de vuestras interacciones son negativas. 

Las parejas felices tienen un ratio de interacción de 20:1 – eso es 20 interacciones positivas por 1 interacción negativa, según el investigador matrimonial John Gottman. Las parejas conflictivas tienen una proporción de 5:1, y las parejas que están a punto de divorciarse son .8:1, o prácticamente el mismo número de interacciones negativas a positivas.

Si eres más negativo que positivo durante un largo período de tiempo sin ninguna mejora a la vista, no es una buena señal.

3. Encuentras razones para evitar a tu pareja

Cuando llegas a casa del trabajo y ves el coche de tu compañero fuera de la casa, ¿te sientas en el coche y evitas entrar? ¿Te encuentras queriendo pasar más tiempo con tus amigos o familia? Esto puede ser una señal de que las cosas han cambiado mucho en tu vida.

4. Tus amigos o familiares te instan a terminar la relación

Si a muchos de tus amigos o familiares no les gusta tu pareja y te dicen que no es para ti  ¡presta atención! Los más cercanos a ti quieren lo mejor para ti, y pueden ser capaces de ver las cosas con claridad incluso cuando tú no puedes. Eso no quiere decir que debas seguir a “pies juntilla” sus opiniones, sólo mantén una escucha activa y analiza lo que tienen que decirte. 

5. Tus instintos te dicen que salgas

Si tu estómago siempre está hecho un nudo, puede ser tu instinto el que te hable. Si tu instinto te dice que debes hacer algo, y no estás seguro, consulta con tus amigos cercanos o seres queridos, o con un experto o terapeuta que pueda ayudarte a sopesar los pros y los contras.

6. Vivís como compañeros de piso

Tal vez él duerme en una habitación, tú en otra. Apenas te molestan cuando vuelve a casa de un largo viaje y apenas os relacionais. Es posible que haya llegado de vivir esas mismas vidas separadas en casas independientes. 

7. Todo es complicado

Casi cada interacción se siente como una obligación o acaba en frustración. Ya sea que se trate de decidir qué desayunan los niños, o quién necesita el coche.  tTodo es difícil y dramático. Las conversaciones son provocativas, dolorosas, acaloradas o incluso abusivas.

8. Uno o ambos han cambiado de valores o prioridades

En las buenas relaciones, las parejas valoran las mismas cosas. Con el tiempo, la gente puede cambiar, y lo que una vez valoraron, ya no lo hacen.

Una pareja puede adoptar febrilmente una nueva religión o estilo de vida, lo que obliga a una nueva forma de vida en pareja. Uno de los dos quiere mudarse al otro lado del país para tener una oportunidad de trabajo, y el otro quiere quedarse para prosperar en su propia carrera.

A menos que ambas personas puedan adaptarse a cambios significativos como este, puede ser difícil de superar esta diferencia de criterio. 

9. Hay un cambio repentino en el comportamiento

Cuando uno de los miembros de la pareja baja de repente mucho de peso y toma un interés renovado en su apariencia, y tal vez comienza a pasar mucho tiempo fuera de casa, podría haber una “razón externa” para esto.

Si empiezan a ignorarte o incluso empiezan a querer MUCHO más sexo, podría ser una señal de que algo (o alguien) está en la foto. Una nueva pareja sexual puede aumentar la excitación sexual, incluso en tu propia cama.

Si tienes más de 2 o 3 señales debes hacerte algunas preguntas:

¿Puedes imaginarte otros 50 años con esta persona? ¿Cómo imaginas esa vida?

Quizás sientas un agujerto en el estómago al leer esto, y esa precisamente es una señal que no debes ignorar. Romper un matrimonio puede ser una de las cosas más difíciles de hacer, pero a largo plazo puede suponer la mejor decisión que hayas tomado nunca.

Dedícate un tiempo para reflexionar, para después sentarse a hablar abiertamente con tu pareja de cómo te sientes. Hay profesionales que pueden ayudaros a explorar las mejores opciones para vuestra relaciones.  Vivir infelizmente no es una opción.

Recuerda: “Vida no hay más que una, pero es suficiente si la vivimos bien.” 

Sin comentarios

Deja un Mensaje

Abrir chat
Hola
¿En que te puedo ayudar?